camino a la mar

camino a la mar
CAMINO A LA MAR. Proyectomatriz

sábado, 31 de diciembre de 2011

Ninfa

Dios toca mis hilos.
Me remueve,
se conmueve,
¿será que llama?
Crisálida en este bosque,
inmóvil  absorbo mis cargas:
las recogí en tanta andadura.
Alimentada de amor,
envuelta de seda duermo
 y entonces  obras imperceptible,
preparas mis alas:
metamorfosis de mis sentidos.
Ahora,
segura estoy
me llevas,
contigo
voy
 a
VOLAR.

sábado, 24 de diciembre de 2011

MI REGALO

Prefiero regalarte cosas intangibles
perdurables,
irrompibles,
que le ganen la batalla a las tormentas
y amanezcan con el sol en tu ventana.
Prefiero regalarte mi amistad
la certeza de mis manos en tu hombro,
la pregunta y la escucha,
el abrazo cálido,
un chocolate o un café…
por si un día no puedes levantarte.
Te regalo la música y el baile,
mi poesía,
para recordarte que somos encuentro,
sentidos,
poder y energía,
creación,
por eso el mundo puede ser un sueño
del tamaño que queramos.
También te doy la libertad
y la alegría de perdonar,
la grandeza de perdonar,
es invitación a andar sin toneladas en la espalda,
caminar bajo la lluvia sin paraguas
es manantial bañando nuestro cuerpo,
una túnica de paz envolviendo lo pasado.
Te regalo la mirada deslumbrada
de los niños y los grandes,
luna llena de gracias
que nacen de aprender a volar
sanando miedos,
esa mirada desborda el corazón
y te hace maestro.
Te doy palabras que no me pertenecen:
riesgo,
atreverse a empezar,
levantarse,
valentía para romper moldes,
osadía para inventar.
Lo peor es morir todos los días,
marchitar la sonrisa,
creer que todo acaba,
mirar el horizonte en un embudo
contar los días que faltan
renunciar a la verdad y al asombro
e instalarse.
Te regalo tiempo,
mucho tiempo,
especialmente para perderlo
frente a la melodía de las olas,
para dejarte cautivar por lo imposible,
e ir despacio abriéndote a la vida
sin tantas perfecciones, ni programas,
sin sacar punta a los minutos.
Te ofrezco un corazón intenso
para sentir al niño solo en la calle,
la canción desesperada,
el dolor del olvidado,
el grito absurdo de la guerra…
y entonces,
urgentes,
decidamos enredar nuestras manos
en una batalla de amor.
Estas son las cosas
intangibles, perdurables, irrompibles
que quiero regalarte.
De algunas solo tengo pinceladas,
aún así las doy
yo también me lleno de ellas
cuando la luz de tu espíritu me abraza
y camino descalza con tu sueño.


domingo, 4 de diciembre de 2011

MIRADA

Encuentro tu mirada de fuego
escrutando cenizas más allá de las estrellas.
Me desnuda la pupila incisiva de tu rostro,
no existe escondite,
no hay sombras,
no hay paraguas,
ni esquinas,
no hay nada…
que me oculte.
Interceptada quedo,
felino sigiloso aguardando,
en espera de combate,
esa luz pensante es bisturí abriendo espíritu,
fijeza imperturbable
preguntas difíciles en silencio
esperando valentía.
¿Qué hay detrás de tanta fuerza?  

jueves, 29 de septiembre de 2011

TIEMPO

Hoy es el silencio.
No me pidas música,
tampoco  respuestas
se desvanecen sin memoria.

Prefiero mecerme en el  tiempo
decir adiós al pensamiento
dormir en las notas de mi risa
que ya es olvido.

Es tiempo de silencios,
no de uno,
más bien  muchos.
Tiempo de cerrar esta ventana
hasta “más tarde”
minutos de pies que no dan pasos,
solo esperan encontrar alguna huella.

Siembro fuerzas
para abrir los ojos y entender
si existe ruta para un sueño.
Busco diccionarios
para cuando ya no haya tiempo de aguardar
y  la palabra que brote
dibuje mi destino,
y solo entonces
 me retrate.

sábado, 17 de septiembre de 2011

VAIVÉN

Un viento sopla en mis ventanas,
escucho el rugido cuando corre por los árboles,
extiende sus huellas por todos los rincones,
se cuela por mi puerta,
trastoca el orden
me roza
me toma
me envuelve
en su vaivén soy hoja sin gramo,
me eleva intempestiva por el aire,
me roba.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Malabarismo

En realidad tengo miedo de sentirte necesario
no poder prescindir de tu palabra
sentir tristeza por tu ausencia
y ver que no es igual mi mesa sin tus ojos.

Temo enredarme entre tus dedos y tu risa,
esperar un café en la tarde,
 y acostumbrarme a despertar con tu calor.
Tengo miedo: el fantasma del final
me sorprende en las esquinas,
al doblar la calle me asusta
como a un niño la noche sin estrellas.

Tengo miedo de “más tarde”:
tu silueta ausente a lo lejos,
el mañana cayéndose de un hilo,
malabarista en el vacío,
sin seguro para daños.

¿Y si te amara solo un poco?
protegería el corazón de las caídas
quedaría blindado,
y sería fácil levantarme
por si un día quieres despedirte.

Pero aquí estás
construyéndome un país de embrujo y sueño,
de lunas y canciones;
aquí estás
haciendo nido
con mis brazos.
tejiéndome.

jueves, 8 de septiembre de 2011

EXTRAVÍO

 Me sacude el viento,
vuelan mis zapatos
mis pies desnuda
bajo miradas.
¿Con qué me quedo?
¿dónde me quedo?
¿Con quién me quedo?
Ya no sé qué sueño.



sábado, 27 de agosto de 2011

PASIÓN


La pasión es locura
subvierte todo orden
se ríe de la razón
y se escapa del fin
como ladrón
en la noche
que corre sin rumbo
sin meta
sin premio.

Arrastra como río en crecida
se lleva a su paso
cuanto se interpone
no valen lógicas
orgullo
pasado
futuro
ni siquiera el miedo
es capaz de poder.

Fuego
que quema
la piel
y gana la batalla
sin misil alguno,
no se domestica
a pesar de mil intentos
o de las palabras
o de los momentos
de sabiduría y de reflexión.

La pasión se consigue
sin buscar
y no pasa de largo
se instala, se sepulta
en una casa enterrada
sin puertas ni ventanas
sin teléfono y sin luz
se convierte en aire
en humedad
hasta los huesos toca
como epidemia
sin cura, sin control.

Huir, imposible
regresa como ola
acariciando la orilla,
sin bloqueo,
implacable como huracán
que arranca raíces
y revuelve
sin permiso,
despiadada.

Solo la paciencia puede
porque en medio
de la locura, del desorden
y la sin razón
como todo,
o casi todo
sin pena,
sin gloria
inadvertida
sin despedida
se escapa,
pasa,
se va.

sábado, 13 de agosto de 2011

Sin mancha



Todo huele a azul y verde
está pegado en las ventanas.
El viento trae tu voz:
resuena, 
está en el aire.
Viajo a tu idea otra vez,
aunque no quiera sangro.

¿Qué pudo ser si ahora estuvieras?
¿por qué el miedo se levanta,
arranca raíces
y enmudece  palabras?
¿Por qué el miedo no deja ser?


Preferimos equilibrio,
que todo siga.
Vestimos dureza: 
máscara del terror.
Ahogamos el roce de brisa
que quema el alma.

¿Dónde está la libertad?
también la libertad hiere y mata
la queremos cuando no trastoca
cuando tiene límite,
la que va por el monte y se pierde
a esa le ponemos cerco
porque se lleva todas las hojas consigo
le damos la espalda
y que todo siga igual,
sin mancha.

sábado, 6 de agosto de 2011

HAMBRE

El hambre tiene millones de rostros,
ojos sin cara preguntando por qué
Etiopía, Guatemala, Haití,
Angola, Somalia...
un mundo en continentes esparcido:
cuerpos olvidados en el sol y el viento
hundiéndose en el mar sin fondo
con gritos que nadie quiere oír.

El hambre es polvo
derramado en la calle;
millones de niños sin color,
huérfanos de nombre y tiempo
amamantados de arena;
con entrañas desagarradas,
piel sin venas.
Creemos que no nos pertenece,
no la vemos;
estamos enfermos,
somos ciegos, sin oídos
preferimos un mundo mutilado;
la felicidad a costa de la muerte,
una isla de pocos sobre las cabezas de más de la mitad del mundo
somos felices con brazos cortados danzando sin sentido;
estamos enfermos:
no vemos, 
no oímos
no queremos ver, 
no queremos oír,
compramos bienestar sobre la muerte.









domingo, 17 de julio de 2011

Infancia

Yo me quedo para contarles
otra vez “Las tierras del trueno”,
para cantar a papá Dios,
que está aquí,
tan cerca como el aire que respiro,
y le pidan la juguetería completa,
el amor perdido de mamá,
y que les deje ver el programa de las nueve.

Me quedo para regalarles la merienda del colegio y saber que les gustó,
o que la dejaron completa porque no servía
 y en la noche admirar sus travesuras,
componerles las tareas
y abrazar sus ojos dormidos con un beso.

Me quedo  para regañarles
porque siempre hay algo que no quieren hacer:
comer, bañarse, dormir, recoger
o dejarme trabajar.

Nada es más importante
nunca lo fue ni lo será;
a los años,
me quedará el recuerdo
el olor de sus sonrisas
el eco de su infancia,
para siempre;
y , cuando pasen los años
irán incondicionales a la vida
porque no me pertenecen
sólo fueron un regalo,
la ternura de Dios
en mi historia.

sábado, 9 de julio de 2011

A CABRAL

Aunque disparen en cada poro de tus años
Aunque siembren muerte hasta en sus propios huesos
Aunque hagan que todo el cielo llore
Aunque no se remuerdan por tanto odio esparcido
Aunque  no queden razones para rezar un Padre Nuestro
Aunque masacren tu poesía a la esperanza
Aunque mutilen tu guitarra y el fuego la devore
Aunque estrangulen tu acento lejos de Argentina
Aunque siendo malditos tengan su rostro bien lavado
Aunque los asesinos estén en todas partes
Solo tendrán un breve sabor de victoria
Con todo y sus errores, será breve su sonrisa
Porque la verdadera victoria SIEMPRE la tendrá el amor
Ese amor al que le cantaste tantas veces
Ese amor en el que nos ayudaste a creer
No morirá tu fuerza de vivir
Con la que venciste otras muertes acechantes
No cegarán tu credo
Tu canción
Tu discurso
Tu palabra
Tus sonidos
Tu voz
Que eternamente cantará a la vida
Al amor de Romero, Jesús, Ghandi y tantos otros
Perpetuados en la savia de  la historia
Estarás en concierto con ellos y ellas
Te traeremos tambores y violines
Quenas y acordeones
Para hacer vigilia
En esta hora
Oscura noche finita
Antesala de la mañana
En que ya no estaremos distraídos.

lunes, 4 de julio de 2011

LA ESCUELA QUE QUIERO

Si la mañana se vistiese de fiesta

y me acompañara a la escuela.
Si sintiera ganas terribles de saltar de la cama
porque voy a un paseo,
al Parque,
al Laboratorio,
a un Museo,
al Campo de fútbol,
a un Taller ,
al Cine,
al Recreo...

Si el salón fuese el patio
que es tan grande y verde,
lleno de lagartijas y mariposas
allí quizá no molestemos a nadie
podríamos hablar mucho, mucho, muchísimo
y la maestra no nos diría que la boca bonita es cuando está calladita.

 Si en vez de escribir tantos números...
tantas páginas muertas,
mi tarea fuese jugar con  las cartas,
o el dominó...
tal vez no me aburriría tanto
tal vez no me pondría a llorar.
Pero creo que sabes...
escribir tantos números
no me gusta,
no nos gusta
y con ellos nos asustas
cuando nos portamos mal.

Si no tuviera que escuchar tantos regaños
por el pelo que está largo
 o la gelatina que no se debe
por hablar con Alejandro
por dormirme en la lectura
a mi por caminar lento
y al otro por correr.
Si en cambio tuviera tu abrazo
y tu beso siempre...
 y cuando hablas con mami
le puedas decir lo mucho que me quieres
y las cosas que hago bien.

Si aprendiera a hacer aviones,
a meter goles, a tocar batería,
a contar cuentos, a investigar,
a tener amigos de verdad y a enamorar...
¿ y si averiguamos cuántas personas paradas caben en la lengua de las ballenas azules?
¿o por qué la luna sale de noche?
¿acaso no sería divertido?

Si en vez de hacerme un examen
para decir lo que ya todo el mundo sabe,
me preguntases lo que nadie sabe:
lo que yo creo,
siento,
pienso,
imagino,
sueño...
no sería también divertido?
Al menos más que aprender de memoria
presidentes y batallas
 que no entiendo.

Si la dirección fuese algo más
que un susto
o castigo
si aquella señora sonriente
supiera mi nombre
y yo el suyo
sería distinto ¿verdad?
Seguro no haría falta la lista negra...
quizá su oficina sería un salón
¿por qué no?
¡Cuántas cosas para averiguar!

Tantos detalles...
Pero aquí estoy
pegado en mi cama
sin querer abrir los ojos
escuchando a mami apurada, nerviosa,
la hora, es tarde...
“¡Hay que ir a la escuela, levántate ya!”