camino a la mar

camino a la mar
CAMINO A LA MAR. Proyectomatriz

martes, 11 de marzo de 2014

Resisto


Preciso no gritar tu consigna,
aunque estemos en el hondo pozo de estas horas
y bebamos hasta embriagarnos de desdichas.
No cambiaré odio por odio,
disparos por fuego en barricadas,
ni borraré insultos para componer otros más.
Resisto:
al empeño de actuar como enemigos,
a la negación de tu verdad, la mía y la del otro,
a mirar de un solo modo este universo,
a encontrar un color en mis razones.
Preciso no gritar tu consigna:
no me seduce la violencia
el insulto,
 los árboles cortados,
el incendio en las calles, 
gases llenando pulmones de niños,
aulas llenas de ausencia,
perdigones a quemarropa
santamarías muertas, 
familias cargadas de temor,
rumores manchando la verdad.
Un extremo se toca con el otro.
A fin de cuentas
ese extremo es igual a aquel.








sábado, 8 de marzo de 2014

Escucha

Afina tu espíritu.
Baja el tono de tus notas.
Limpia tu filtro.
Abre el corazón.
Afuera hay gritos,
son desgarrados,
¿no oyes?
Intenta.
Están detrás de cacerolas.
No mires el fuego, ni las piedras.
No te instales en slogans ya gastados.
No te distraigas en extremos.
Detente en los ojos de aquella muchacha,
en su rebeldía franca,
honesta.
Allí hay clamores.
Abre el corazón porque ellos,
 no necesitan sentencias,
no merecen balas,
ellos tan solo necesitan escucha.


miércoles, 5 de marzo de 2014

VOS

Camino con vos
porque no ponéis techo
a la ocurrencia, a la idea,
la palabra;
porque el horizonte es el sueño
que construyo
con todos haciéndolo posible.

Camino con vos
porque sin miedo
desvisto mi error
y no repruebo,
regalas tu mirada en cambio,
y con ella me levanto
volviéndolo  a intentar.

Camino con vos
porque me enamoró la escuela
los alumnos,
los maestros
de nuestra Venezuela
la posibilidad
de ser útil de verdad.

Camino con vos
porque los planes
revolotean derramados en las hojas
que se apoderan de mi mesa
y se hacen verdad
cuando amanece.

Camino con vos
porque los días no se parecen
siempre hay un cuento,
un canto,
la sonrisa, la pelea,
hasta el llanto,
porque vibramos
cuando saboreamos
la fruta que costó sembrar.

Soy persona
con nombre y apellido
con género y sentidos,
pensamiento e ilusión;
por eso camino con vos
porque un día
descubrí que educar
nace en el pecho,
el alma, el corazón
se regala con las manos, los pies
la boca y con los ojos
y se derrama
en la calle, en la esquina
lejos del portón.

Desde allí las voces me tocan
me susurran, me abrazan,
me dicen que sí vale la pena
que un niño y una niña
retozando en la arena
sin desayuno, ni cena
encuentren un maestro,
una escuela
que le enseñen a andar,
a tocar su música
y a conquistar
su amor,
su libertad.