camino a la mar

camino a la mar
CAMINO A LA MAR. Proyectomatriz

domingo, 3 de diciembre de 2017

UN BELÉN

Para todos los niños y niñas que sufren destierro
Para que la Navidad sea esperanza de vida nueva.

Con la luz del alba
nace un Belén
de ojitos colombianos,
mexicanos,
palestinos,
sirios
sudaneses
venezolanos.
Miles de angelitos africanos,
árabes,
latinoamericanos,
indígenas,
campesinos,
gitanos…
Niños y niñas en un Belén del mundo entero,
desparramados en territorios lejanos
proscritos de su madre tierra
buscando pesebres para pernoctar.
Manitas asustadas
desvaneciendo su destino
empujadas por vendavales de maldad
y catástrofes sin nombre
que marchitan rostros
y mutilan la verdad.
Inocencia rota
con la sonrisa truncada en la espalda
y el sueño de un juguete
esperando florecer.

Pero una estrella se posa en este nuevo Belén
y el niño Jesús vuelve a nacer
cobijando esos ojitos
para que ya no lloren más.
José y María con los pastorcitos
les van cantando villancicos
les leen cuentecitos
para que puedan descansar.
El Gabriel anuncia paz
teje un gran lucero
para que ilumine el cielo
y puedan despertar
Los reyes Magos apresuran pasos
cargando tesoros para ofrendar
y con ellos puedan jugar.

Y NOSOTROS
tenderemos las manos al pasar
llevaremos flores y nuestra alegría
panes , leche y miel para empezar
Y con todo esta esperanza
La tierra vestirá
Vida nueva,
Sin fronteras
Para que ya no sufran más.


jueves, 29 de junio de 2017

Desierto


Amanece un país muerto
ahogado yace entre cenizas
Su futuro enterrado
Sin hoy
Sin nada.
¿Dónde está tu hermano?
¿dónde está tu hermana?
Asesinados
Asesinadas
De hambre
De balas
De exilio
En orfandad convertida tanta infancia
La madre desterrada cantando soledades.
Frente a Salomón petrificado
descuartizaron al hijo
A la hija
El título de padre-madre no era cierto.

¿A dónde nos han llevado?
Miserables
Mesquinos
Déspotas
Usureros
No alcanzará un cementerio para su barbarie.
Un bravo pueblo
de estiércol embarrado
Llorando traiciones
Derechas
Izquierdas
Qué importa ya su lado
Antipolítica de infamias
Quemen la vaciedad de sus banderas
Solo son consignas para hacer extraños
drogados de mentiras
líderes masturbados en el interés propio
envenenando de odio al pueblo.

Escribamos otra historia
Basta ya de miedos.
Toca levantarse
Y Reconocernos
Incinerar los odios
Recuperar lo bueno
Inventar rumbos
Empezar de nuevo.
Tenemos que gritar

¡Gloria al bravo pueblo!




miércoles, 22 de marzo de 2017

SOMBRAS


Cuando mientes
es tan frágil la línea que nos une
cae inerte entre las rocas
y se quiebra.

Cuando mientes
te ocultas bajo sombras
me ocultas
tantas formas de mentir
no hace falta palabras,
un mar de lava ahoga el amor.
Queda muerta

la luz de tus pupilas.


miércoles, 11 de enero de 2017

EXORCISMO


El machismo que más odio
No es noticia en páginas amarillas
no es el que me encarcela en la palabra “hombre”
Ni siquiera aquel  que separa a niñas y niños en la escuela
O no le deja a ellas jugar pelota y a ellos vestirse de rosado.

El machismo que más odio está escondido
Se escurre en la humedad del mundo
Se hunde inocuo en los cuerpos
Y los domestica.
Hila fino.
No eres nada
El respeto se lo lleva el hombre
¡Pobre de la mujer casada!
Ella vale por él.
Ella se considera “reina”
No por ella,
sino porque lo tiene a él.

No eres nadie
Pobre de la mujer soltera,
si eres madre entiérrate,
ellos tienen derecho de agarrar tus nalgas
pues no tienes “representación”.
Eres buena para divertir,
Pero no pienses
No te opongas,
No levantes la voz.
Para qué ser problemática,
te queda mejor ser objeto sexual.

El machismo que más odio
Entiende que la mujer es débil
Vulnerable
Delicada
Sumisa
Tierna
Sutil…
Y también puta!
Si se le ocurre sentir con pasión
O mandar a la mierda los prejuicios.

Todo machismo puede ser incinerado
Pero el que más odio
Quedará tatuado en el alma
De hombres y mujeres
Si no exorcizamos ese demonio que la habita.



miércoles, 20 de abril de 2016

Cáliz


Para los miles de ecuatorianos (as) víctimas del terremoto
quienes necesitan manos extendidas para ayudar

Nos ponemos a prueba.
Un puñal clavado en el corazón de un pueblo.
Radical muerte de la aurora
atraviesa intempestiva su bandera.
¿Y qué haremos?
Hace falta manos que roben hijos a la muerte.
Voces que pronuncien el nombre de tu hermana,
de la madre que te salvó,
de tu hijo,
de la esposa y la amante perdidas.
Brazos que refugien corazones rotos
y pies que te acompañen a un lugar seguro.
Qué importa ya quien eres
O que hacías
Cuánta fe derramaste en las iglesias
o las ideas que un día publicaste.
De igual modo se nos mueve el piso
O corre por las venas el terror.
Solo hay una cosa que vale:
la vida,
tus ojitos despiertos saliendo a la luz
aquellas manos que se rompieron
Para devolver tus planes.
Lo demás es lujo,
Oportunidad.
Regalo para decidir.
Levantemos la bandera herida
Que tus retazos sirvan para que ondule
Que mi cabello sea hilo para sanar sus surcos.
Estamos  a prueba.

Volvemos a comenzar.



sábado, 20 de febrero de 2016

GUERRERO ( A Fernando Cardenal)


Poeta de la esperanza.
Profeta del cambio radical posible.
Guerrillero atrincherado en tierra fértil:
la Nicaragüita pequeña
hija de campesina sin letras,
abonada de vidas,
sangre viva floreciendo en otros ojos.
Soldado apertrechado de sueños.
Palabra valiente lanzada al viento y al papel.
Apuestas otro destino para América:
la sonrisa  de los pobres corriendo por las calles,
chiquillos caminando a la escuela
con sus manos abiertas al futuro
y la dignidad abrazando cada paso.

Revolucionario milenario.
Testimonio de Dios en nuestra historia.
Libro colmado de rostros:
hombres, mujeres, niños y niñas
hijos del pueblo conquistando el futuro,
un bosque en cada página contando la verdad.
Mantienes izada la bandera,
el coraje,
la utopía,
la consigna de amor por el pueblo,
puño en alto
sin hundirse en el pantano de traiciones
galopando sin miedo por el mundo,
convencido:
el fìn de la historia es mentira
el fin de la utopìa es mentira.

Escucho música en tu pelo de años:
somos posibilidad,
somos promesa, don, regalo
llamada a marcar otro rumbo,
a contar otro relato desde las raíces de América.

Que tu fuerza envuelva la razón,
colme las venas
nos lleve de la mano a creer,
a volver a creer.
Que tu espíritu,
unido a tantos otros,
sacuda,
acaricie la conciencia,
levante,
empuje,
reúna,
acorte distancias,
encuentre
una vez,
otra vez,
cada vez...
hasta recrear la memoria
y la esperanza,
hasta cantar un canto nuevo.





















martes, 10 de noviembre de 2015

Luciérnaga


Esa lucecita
late en mi noche.
Pedazo de tarde
desafiando  la muerte.
Presencia tenue,
no necesita decoro,
me inunda su canto,
me baña de luz.
Eres tu,
fotón diminuto,
quien despierta
la esquina vacía
de mis ojos.